Jugar el suelo. De la tierra al cielo ( Raíces y Alas)

21 de abril a las 16:30h
Jugar con el suelo . " Raíces y Alas"
Jugar el suelo. "De la tierra al cielo" ( Raíces y Alas)

Todo contexto de juego es una metáfora de la vida de relación. La propuesta de la instalación de juego “De la Tierra al Cielo” se escenifica mediante el espacio lúdico (y simbólico) de la rayuela, un juego universal en todas las culturas que representa los hitos o hechos más importantes de la vida

En este espacio-ambiente, las niñas y niños juegan desde el apoyo o seguridad que proporciona la “tierra” en la que se refleja el “cielo” (en el suelo se sitúa un gran papel-espejo que duplica el espacio), como invitación a mirar hacia arriba y también a contemplar el reflejo de la propia imagen, que aparece y desaparece a su voluntad, representando la idea de la capacidad de evocar todo lo que no está presente en el campo visual, pero que no por eso deja de existir pues permanece en el pensamiento.

El juego de la rayuela se ejecuta motrizmente dando “saltos” (a pata coja o con los dos pies), pero también en el bienestar y firmeza del suelo como lugar para la construcción y el desplazamiento seguro. La “piedra”, que se lanza por turno, representa metafóricamente el “yo-otro” que avanza o retrocede en esa arquitectura horizontal sin perder de vista el origen. La posibilidad del yo-con-otros, se ofrece a través de un objeto mediador y del espacio relacional, investidos ambos por el deseo de los niños (cajas-continente y objetos-contenido) que permiten tanto la construcción de hileras o de casas como experimentar la vivencia del “si-mismo”, pues la posibilidad del juego con una caja, más que por el valor del contenido reside en la posibilidad de contener.

El espacio, constituido de esta manera, representa así un juego de identidades: con uno mismo y con el otro, la parte de cada uno que se muestra (reflejada en el espejo), la que se oculta (haciéndola desaparecer), la que se construye en caminos que dejan rastros como migas de pan o en torres que expresan el deseo de crecer y llegar cada vez más cerca del cielo, de tener alas, de volar alto, de llegar lejos.

Esta propuesta quiere ofrecer un paisaje lúdico de encuentro intergeneracional y transcultural en un espacio en continuo movimiento y transición, que permite la acción y, al mismo tiempo, la contemplación. Encuentro en familia para compartir la identidad lúdica de niños y de adultos, que invita a habitar juntos un espacio y recorrer el singular camino (en acciones, imágenes, objetos y palabras) que lleva a todas partes y a ninguna, pero siempre, “de la tierra al cielo”.

Javier Abad + Ángeles Ruiz de Velasco (2018). Colaboran: Ana Abad, Tatiana Álvarez, Hannah Arnanz y Javier Cameo. (Estudiantes de Grado de Diseño de la Facultad de Bellas Artes, UCM).

 

Con la colaboración de "Obra Social “La Caixa” 

La actividad está finalizada.

Organizador Actividad:
Javier Abad y Ángeles Ruíz de Velasco
Coordinadores:
Lugar:
Lab 0
Nº de plazas:
2
30
Precio:
Entrada libre hasta completar aforo. Cada inscripción corresponde a un adulto + un niño

Sesiones de la actividad

La actividad está finalizada
Tipo de actividad:
Taller familiar/infantil/juvenil
Valoración conjunta:
Rango de edad:
0-5