1as recetas y notas sostenibles

Laboratorio
Categorías
Etiquetas
# educación #activismo #agroalimentación #agroeconomia
Tamaño
14.56 KB
Titular de los derechos
Medialab-Prado

IDEA: aportar diferentes variantes de las recetas con los ingredientes de la temporada

Ragut de berenjena: vs carne

Cous cous de coliflor: de invierno

Buñuelos de naranja: invierno, cítricos y local

Tomate en conserva: no tirar alimentos

Garbanzos al horno, chips

 

RAGÚ DE BERENJENA (verano)

 

• Ingredientes

–    3 berenjenas medianas (SI)

–    1 cebolla (SI)

–    1 diente de ajo (SI)

–    ½ kg de tomates picados (SI)

–    100 gramos de aceitunas sin pepitas (NOTA sustituirlo por lentejas?)

–    Aceite de oliva

–    Orégano al gusto

–    Queso parmesano rallado (NOTA: ralla tu el queso, la parte dura para sopas)

 

• Elaboración

–    Pelar y cortar las berenjenas en cubos pequeños. Remojarlas durante una hora. Enjuagarlas y reservar.

–    Coger una olla, sartén o cacerola y poner un chorro de aceite de oliva.

–    Incorporar la berenjena, el ajo, la cebolla y el tomate picados.

–    Sazonar todo con sal, pimienta y orégano al gusto. Saltear durante 2 minutos aproximadamente y añadir las lentejas.

–    Tapar la preparación y cocinar a fuego lento hasta que los ingredientes estén tiernos; aproximadamente durante 15- 20  minutos.

–    Espolvorear por encima queso parmesano rallado si se desea. (NOTA: Si es posible compra el queso en taco y rallalo tu en casa, es mucho más natural, saludable y rico.

–    Nuestra receta está lista para servir y comer.

 

 

RAGÚ DE TERNERA (verano)

 

• Ingredientes

–    500 gramos de carne picada

–    500 gramos de tomate triturado

–    1 cebolla

–    2 zanahorias

–    Unos tallos de apio

–    1 vaso de vino blanco seco

–    Aceite de oliva

–    Sal, pimienta y orégano al gusto.

–    1 cucharadita de azúcar


 

 

• Elaboración

–    Poner en una sartén un chorro de aceite de oliva y calentar a fuego lento. Añadimos la cebolla, las zanahorias y el apio troceados junto con la carne picada y lo dejamos cocinar a fuego bajo durante 15 minutos.

–    Añadir el vaso de vino blanco, la sal, el orégano y pimienta. Mezclar bien e incorporar el tomate junto con la cucharadita de azúcar y dejar cocinar lentamente durante 30 minutos.

 

 

REFERENCIA AMBIENTAL:

La idea por la que se decide aportar la alternativa de sustituir el conocido ragout de ternera por el de berenjena es conseguir una opción más saludable de nuestra dieta, que sea apta para personas veganas y más sostenible. Esto último lo conseguimos utilizando los ingredientes mencionados, ya que todos son de la misma temporada y locales. Esto nos beneficia en cuanto a su sabor, nutrientes y propiedades, pues si se recogen o consumen en épocas fuera de su temporada es más probable que el producto no esté preparado para consumir y que se tenga que hacer uso de fertilizantes o pesticidas que perjudican al medio ambiente.

Otra de las alternativas que podemos realizar para que este plato sea más sostenible es sustituir las aceitunas por lentejas. Las aceitunas no son de la misma temporada que el resto de ingredientes de la receta y al ser sin hueso ya sería un producto procesado, sin embargo las lentejas al ser una legumbre se puede comprar en su temporada correspondiente pero se pueden conservar durante todo el año. El resultado es un plato igual de rico y encima adaptado a los objetivos que perseguimos de colaborar con la sostenibilidad.


 

 

CONSERVA DE TOMATES ENTEROS PELADOS (verano)

 

• Elaboración

–    Escalfar los tomates y pelarlos

–    Meterlos en tarros esterilizados

–    Añadir 2 cucharaditas de zumo de limón y cerramos

–    Poner los tarros al baño maría para que queden herméticos

–    En el caso de que queden huecos, se pueden rellenar con tomate triturado

 

Otras formas de conservación

–    Conserva de tomate triturado

–    Conserva de salsa de tomate

 

REFERENCIA AMBIENTAL:

Esta opción es una buena alternativa para poder disfrutar de esta maravillosa hortaliza, pues nos ofrece un amplio abanico de posibilidades para poder utilizarlo en nuestro platos.

Como es un producto de temporada de verano, te proponemos las anteriores versiones para que puedas hacer tus propias conservas y así tener disponibilidad de este producto durante todo el año. Es bastante fácil y rápido.

 

 

 

MERMELADA DE NARANJA (Invierno)

 

• Ingredientes

  • 3 naranjas grandes

  • 550 gr de azúcar

  • Zumo de un limón

 

• Elaboración

 

  • Lavar, pelar y cortar las naranjas (pulpa y piel), quitarles la parte blanca y las pepitas.

  • Ponerlo todo en una olla a cocer a fuego lento sin dejar de remover para que no se pegue.

  • Añadir el azúcar y el zumo de limón y cocer durante 10 minutos.

  • Sacar de la olla y dejar enfriar hasta que esté lista para comer.

  • Conservación: guardar en tarros de cristal cerrados al vacío. Para ello esterilizalos al baño maría durante 30 minutos.

  • Dejar más parte blanca si te gusta más amarga.

  • Ideal para postre, desayuno o merienda. Con tostadas o como toque dulce para la repostería.


 

REFERENCIA AMBIENTAL:

Haciendo esta receta contribuyes al consumo de dos productos de temporada; las naranjas y los limones, que son frutas de época de invierno y además si lo elaboras de esta forma también te garantizas su consumo de otra manera diferente y en otra época del año.

En el caso de que quieras tomarla en tostadas, puedes evitar el gesto de tostar el pan, pues consumos energía que realmente no es necesaria. Con pan del día está igual de rico.

 

 

CUSCÚS DE COLIFLOR (invierno)

 

•    Ingredientes

 

–    Coliflor (500- 600) gramos SI

–    ½ cebolla SI

–    1 zanahoria SI

–    1 rama de apio SI

–    1 trozo de puerro (aproximadamente de 10 cm) SI

–    Tomate seco/ remolacha SI

–    Aceite de oliva

–    Sal

–    Orégano y perejil

 

•    Elaboración

 

–    Rallar la coliflor con un rallador mediano

–    Cortar todas las verduras en trozo pequeños

  • Calentar en una sartén a fuego alto un poco de aceite y añadir las verduras junto con el tomate seco para que suelte el sabor y rehogar durante 2 minutos.

–    Dejar las verduras  al dente, ya que si se cocinan más sueltan el agua. Cuando empiecen a soltar un poco el jugo añadimos la coliflor rallada con un poco de sal y salteamos todo junto durante 2 minutos sin dejar de remover.

–    Servir caliente o frío con un poco de perejil y/o cebollino por encima.

 

REFERENCIA AMBIENTAL:

Todos los ingredientes son de temporada, es bastante versátil y se puede consumir tanto caliente como frío. Utilizando todos estos productos de invierno colaboras con la disminución de la huella de carbono y además si son locales también benefician al medio ambiente, ya que se reduciría el impacto en cuanto a su distribución.

Al ser un plato que se puede consumir de distintas formas no es necesario un alto consumo de energía, es rico y fácil y el tiempo de cocinado es muy corto, por lo que es bastante sostenible.

Si quieres ahorrar el máximo de energía puedes tomar este plato con todos los ingredientes en crudo y la coliflor cocida o salteada.


 

 

 

HUMMUS

 

  • Ingredientes

 

  • 400 g de garbanzos cocidos

  • 70 ml de agua

  • 50 ml de aceite de oliva

  • Ajo en polvo

  • El zumo de ½ limón (Invierno)

  • 1 diente de ajo

  • 1 cucharada sopera de tahini (sésamo tostado)

  • ½ cucharada pequeña de comino

  • ½ cucharada pequeña de pimentón dulce

  • ½ cucharada pequeña de sal

 

  • Elaboración

 

  1. Lavar y escurrir bien los garbanzos. Pelar el ajo y exprimir el medio limón.

  2. Poner todos los ingredientes en una batidora, excepto el pimentón y triturarlos hasta que quede una mezcla homogénea.

  3. Servir el hummus con un chorro de aceite de oliva por encima, junto con un poco de pimentón dulce.

  4. Se puede degustar a modo de snack acompañándolo con pan tostado o con bastones de cualquier verdura tipo zanahoria o apio.

 

Es una receta fácil y rápida que tardas en hacerla de 5 a 10 minutos máximo. Es muy versátil, ya que se puede utilizar también como salsa para cualquier otro alimento, o para degustar con tostadas y a cualquier hora del día. Como desayuno, merienda o aperitivo en cualquier comida o cena.

 

REFERENCIA AMBIENTAL:

El uso de legumbres es una buena forma de contribuir con el medio ambiente. Son productos que se pueden consumir durante todo el año, ya que son fácilmente conservables, tanto en botes como en seco. En este caso los garbanzos además de consumirlos cocidos se pueden también degustar como snack, tostandolos en el horno o en el microondas.

En el caso de esta receta, se ahorra bastante energía, únicamente se utiliza una batidora para mezclar todos los ingredientes y obtener este delicioso manjar.

Otra forma de ser sostenible y a la vez disfrutar de esta receta es evitar tostar el pan al menos que sea necesario. Lo tomamos como una costumbre y no nos paramos a pensar que realmente consumimos energía de forma innecesaria. Este gesto, por absurdo que parezca contribuye a la disminución de consumo de energía.