Aproximación a Interactivos?'18

Contenedor lleno de basura sobre un campo verde

 

Los residuos constituyen un enorme reto para el siglo XXI dado que son recursos necesarios. Sin embargo en los océanos hemos creado inútiles islas flotantes de plásticos y los mamíferos y reptiles marinos mueren al ver obturado su sistema digestivo. Así mismo millones de personas en todo el mundo viven rebuscando en los basureros de las grandes metrópolis, espacios más o menos controlados que entierran valiosos materiales...
Por esto se hace necesario trabajar el presente para crear un futuro donde el metabolismo económico coincida con el ecológico: olvidar el concepto de residuo y reconceptualizar toda materia como secunda (lo que antes fue materia prima y ya tiene una forma determinada) susceptible de reutilización, desincentivando la extracción de materias primas. Sustituyendo las materias primas por materias secundas de alta calidad se enfría la maquinaria extractiva y el consumo de energía, se reducen las emisiones y se reactiva la actividad económica. Esto requiere apoyo institucional e inversiones, pero aún antes se requiere mucha creatividad, rediseño e inteligencias individuales conectadas en proyectos colectivos.

Metáforas de vida: alucinaciones aleccionadoras

El oxígeno, de residuo a recurso
Hace 4500 millones de años las primeras bacterias excretaban oxígeno que era una sustancia contaminante en una atmósfera reductora. 1.000 millones de años después, a base de actividad generadora del oxígeno residuo, existía una atmósfera capaz de albergar vida compleja oxidativa. Gracias al oxígeno excretado por las cianofíceas hubo otras bacterias que se convirtieron, por alianza o endosimbiosis entre ellas, en células iniciando el recorrido evolutivo de los organismos multicelulares.

El calcio, de residuo a recurso
Hace 3500 millones de años las células que habitaban los océanos se encontraban con sustancias que actuaban como peligrosos tóxicos (residuos) en su citoplasma, como el Calcio. Los gránulos de Calcio que fueron generando acabaron convirtiéndose en las corazas de las primeras bacterias cianoficias hace 3500 millones de años, las diatomeas de hace 2500 m.a.,  las valvas y conchas de los moluscos de hace 500 m.a. Hace unos 300 millones de años, una forma de vida primitiva, menos desarrollada y dominante que los moluscos o crustáceos, descubrió que más interesante que cubrirse por fuera con esos materiales tóxicos de desecho era intentar organizarlos por dentro...  así surgió la respuesta adaptativa de los huesos de los vertebrados (endoesqueletos) que darían lugar al filum de los reptiles y de los mamíferos.

Muchos de los grandes saltos evolutivos en el planeta se han producido por la capacidad creativa de la vida para convertir un residuo en recurso, y reformular otra forma de entender y organizar la vida.

Antecedentes

Desde hace décadas se vienen proponiendo diferentes modelos para hacer frente al reto de reducir los residuos de modo creativo y productivo. Ejemplos clásicos son la ecología industrial, Factor 4 (informe del Club de Roma) o la Economía Azul.

Ante el reto de la gestión de residuos, Residuo cero es el referente con los mejores resultados del planeta y mayor respaldo social, precisamente porque su objetivo es entrar a la gestión con las entidades de un modo dialógico y paradojico y niega la existencia de aquello que no debería existir. Se centra en que los residuos dejen de producirse y que todo se entienda como un recurso.

Por su parte la Comisión Europea, que asumió las 4R del movimiento ecologista (Reducir, Reusar, Reciclar y Recuperar) y de residuo cero, formuló el concepto institucional de economía circular, que institucionaliza y relanza el objetivo reconociendo que permitirá generar un crecimiento económico sin parangón con otros campos de innovación tecnológica: sitúa el crecimiento anual del PIB entre un 2% y un 7%  de aquellos países que lleguen a recircular el 50% de sus materia secunda.

La bioeconomía forma parte esencial de esta agenda, pero se concibe sobre todo como parte de la iniciativa de los centros de investigación, de la industria y la empresa que diseñen todos sus productos para que sean renovables (bioplasticos) y reciclables.

Todo el mundo está de acuerdo en que los vertederos deben cerrarse. Las principales opciones políticas se concentran principalmente en tres opciones: el movimiento residuo cero, más social y centrado en la gestión de la separación en origen; la perspectiva de los gobiernos e instituciones de la UE que formulan el concepto de valorización energética como una alternativa de gestión; y el enfoque más empresarial e institucional, que se organiza entorno al concepto de economía circular y bioeconomía.

El objetivo no es solo convertir los residuos en recursos (RxR) si no hacerlo aumentando el valor final del producto así concebido, diseñado, fabricado y distribuido. El objetivo es el salto de valor añadido que se conoce como upcycling, es decir generar un valor superior al “bien de uso” o producto del que surgió.  

Sobre el tema e Interactivos?'18

Frente a la idea de que la ciudadanía debe ser concienciada para separar en origen, en lo que podríamos denominar un civismo residual, este encuentro de Interactivos?'18 plantea que las personas, en adecuados contextos, son creadoras de ideas, discursos, especulaciones y, por supuesto, soluciones que las instituciones, los colectivos y las empresas pueden incorporan a su práctica. El núcleo esencial de la innovación es la inteligencia colectiva.

De este modo esta convocatoria tiene por objetivo identificar ideas que permitan mejorar, discutir y especular con la separación, recogida, reciclaje, concepción, etc de los residuos y aumentar el valor de las materias secundas, mediante diseños artísticos, tecnologías críticas, prácticas creativas y/o perspectivas colaborativas.

Frente a la entropía que dirige el curso del cosmos, la vida y las comunidades humanas somos capaces de generar negantropia, nuevo orden, nuevas estructuras, la poiesis de las nuevas formas y soluciones ante el reto de los residuos. Esta convocatoria se recupera como un certamen de poiesis para hacer de los residuos recursos de una nueva economía, de un nuevo mundo.

De este modo, buscamos alrededor del mundo personas y comunidades que estén ensayando o quieran ensayar nuevas formas de ver y de abordar, de modo creativo y radical, la exuberante masa de porquerías que envuelven e intoxican el planeta y a todos sus habitantes.

Metodología

De forma experimental, se incorpora a esta nueva edición el uso de la Teoría U a la que recurriremos para revisar y reforzar el prototipado de proyectos relacionados con la reutilización y el reciclado en clave de incremento de valor “upcycling”.

La metodología de la U consiste en una dinámica de trabajo que se enfoca a descristalizar lo viejo, y ayudar, como la mayéutica de Sócrates, a dejar que emerja lo nuevo.

Es el formato de un laboratorio de alquimia social, abierto a proyectos de todo el mundo, y que este año se enfoca al valor de la materia secunda en ávido diálogo con la creatividad humana.

Texto escrito por Franco Llobera.
Editado por Chema blanco. 

Tipo de post
Blog
Autor
Anónimo
Laboratorio
Etiquetas
Residuos reciclaje rediseño reusar upcycling