Experimenta Educación en tiempos de COVID-19

Varios chicos trabajando con ordenador

Se han cerrado los colegios, y lxs chicxs se han ido a casa. También, se ha declarado el Estado de Alarma, y todas las personas que tengamos posibilidad de hacerlo, tendremos que continuar la actividad a través de teletrabajo.

En los Centros escolares la noticia es complicada de asimilar, y la adaptación a este nuevo contexto, para toda la comunidad (profes, estudiantes, familias…), es complicado. Se propone trabajar a distancia, pero no es fácil. Ni todas contamos con los mismos medios tecnológicos, ni se cuentan con las herramientas suficientes para impartir una formación online (plataformas, contenidos adaptados…).

Además, tener a los menores en casa genera dificultades de conciliación dentro de las familias donde todavía se tiene que ir al puesto de trabajo, una dificultad que se sustituye por un problema cuando se producen los ERTES. Y es ante las dificultades que surgen, cuando se (re)descubre que los coles no solo educan, sino que también alimentan, cuidan, son espacios de afecto, lugares que nos hacen iguales y un largo etcétera más.

Mientras, los coles cierran pero la comunidad educativa se mantiene abierta. Los temarios son importantes, pero más importante es atender las necesidades de los menores y sus familias. En eso se han centrado los equipos de los diferentes colegios de Puente de Vallecas. Tratar de contactar con las familias, poner a su disposición los recursos y adaptarse al nuevo contexto. Trabajan sin descanso, infatigables para poder generar esos canales de comunicación (canales que no existen en muchos casos y que se tienen que formar), punto de partida para poder seguir abordando otros muchos y complejos temas: desigualdades, formación, cuidados…

Experimenta Educación también se tiene que adaptar a esta nueva realidad. ¿Continuamos las sesiones? ¿Los suspendemos? ¿Continuamos de otra manera? Son muchas las dudas y preguntas que surgen. Pero si algo tenemos seguro, es que por nuestra parte continuaremos hasta y cómo podamos y seamos útiles a las comunidades educativas. Con ello claro, hablamos con las profes: ¿Cómo están? ¿Qué necesitan? ¿Cómo podemos ayudarlas? ¿Cómo están lxs chicxs y sus familias? ¿Quieren continuar con Experimenta?

Finalmente, los coles siguen interesados en participar y están organizándose para tener contacto con las familias y tener espacios virtuales comunes. Por nuestra parte, toca ponerse manos a la obra: preparar los contenidos, formular las sesiones, adaptarlas, testarlas y reformularlas. Toca experimentar. Sabemos que no llegaremos a todas las familias que acudían a clase. Sabemos que un ordenador no siempre está presente en el hogar. Que la conexión a Internet es limitada. Que hay casas donde centrarse es muy complicado y el nivel de estrés y ansiedad es elevado. Que en esta realidad existen muchas realidades distintas. No podemos abordarlas todas, pero eso no se puede traducir en no hacer nada.

Ahora toca aprender haciendo, conscientes de las limitaciones y trabajando para que éstas sean cada vez menos. Nos toca aprender a relacionarnos, pensar y hacer desde la distancia porque, aun quedándonos en casa, necesitamos seguir siendo comunidad. #TodoVaASalirBien

Tipo de post
Blog
Autor
Laboratorio