Moverse en la ciudad: más que una convocatoria, una conversación

Madrid Escucha 2019
Madrid Escucha Espacios de Movilidad

«Si existe el sentido de realidad, debe existir también el sentido de posibilidad. El que lo posee no dice, por ejemplo: aquí ha sucedido esto o aquello, sucederá, tiene que suceder; más bien imagina: aquí podría, debería o tendría que suceder; y si se le demuestra que una cosa es tal como es, entonces piensa: probablemente podría ser también de otra manera.».
‘El hombre sin atributos’, Robert Musil

Cuando me invitaron a participar en ‘Moverse en la ciudad’ acompañando proyectos seleccionados me pregunté qué podía aportar yo, desde mi experiencia personal y profesional, a esta convocatoria. Una lee cosas como taller de ​ prototipado colaborativo en el ​ laboratorio ciudadano de Medialab Prado para la ​ producción de proyectos abiertos sobre ​ movilidad urbana​ y puede no sentirse muy interpelada.

Reconozcámoslo, Medialab Prado no siempre se entiende, así que voy a detenerme unas líneas en explicar qué es ‘Moverse en la ciudad’ y qué sucede en los talleres que lo conforman.

‘Moverse en la ciudad’ es una iniciativa que forma parte de 'Madrid Escucha’, un programa de Medialab Prado que lleva tres años ofreciendo un espacio en el que ciudadanía y administración local puedan trabajar, de forma colaborativa, en el desarrollo de iniciativas para la mejora de la vida en común en la ciudad de Madrid.

Este año, 'Madrid Escucha' ha seleccionado, a través de la convocatoria de ‘Moverse en la ciudad’, ​ nueve proyectos pensados para mejorar diferentes aspectos relacionados con la movilidad en la ciudad. A lo largo de dos semanas, nueve equipos de trabajo desarrollan cada una de las ideas con el objetivo de presentar un prototipo –entendido como primera versión de la idea– al finalizar los talleres.

Pero lo que define 'Moverse en la ciudad', desde mi punto de vista, no es tanto la idea de partida o el prototipo resultante como el encuentro entre dos lógicas y formas de hacer muy marcadas por la pertenencia al afuera o el adentro de la institución. 'Moverse en la ciudad' acorta la distancia existente entre vecinos/as y administración y pone en marcha un proceso que, a fin de cuentas, busca respuestas a la cuestión de qué papel queremos que tenga la administración en el desarrollo de experiencias transformadoras y qué formas de relación y colaboración pueden darse entre institución y ciudadanía.

Este año ha sido seleccionado ​ Madrid Central: sin verde la vida florece​, un proyecto que afirma que «si queremos mejorar la movilidad peatonal debería suprimirse el verde para vehículos y que los peatones pudieran pasar en cualquier momento». Independientemente de que llegue o no a experimentarse en la práctica, que administración y ciudadanía trabajen sobre una idea como esta, buscando un encaje en sus lógicas y procederes más o menos dispares, tiene una potencia tremenda. Por eso me parece que ‘Moverse en la ciudad’ es, sobre todo, un espacio en el que sentido de realidad y sentido de posibilidad dialogan y se afectan​.

Aún puedes sumarte a cualquiera de los equipos de trabajo que andan pensando en herramientas para conocer la ciudad a través de la caminata​, en formas de ​ hacer accesibles los datos de tráfico o en ​ usos posibles para los espacios ahora reservados para aparcamiento​, entre ​ otras propuestas​.

Tipo de post
Blog
Autor
Laboratorio
Programa
Temas