Redes, tecnologías y narrativas abiertas y colaborativas

Democracy Lab reunión al ecosistema tecnopolítica del Estado español

Texto: Eva Rueda // 

Repensando la democracia. Han sido cuatro jornadas, 100 personas, cinco grupos de trabajo (organización, pensamiento político, tecnología, comunicación, facilitación y medioteca), muchos titanpad escritos de modo colaborativo y sobre todo muchas ideas y muchas ganas. La Red de Comunes Democráticos ya está en marcha. Ha sido creada entre el Auditorio y La Cantina de Media Lab Prado desde el lunes hasta hoy jueves, en sesiones maratonianos donde los canales de telegram creados como medio de intercambio y comunicación han echado humo. Literalmente.

¿Qué es la Red de Comunes Democráticos?. “Personas de diversas ciudades que, desde 2015, nos organizamos en red de manera abierta, horizontal, transparente y reconfigurable. Queremos una sociedad plenamente democrática en todos sus ámbitos, impulsada por las posibilidades de colaboración y trabajo en red, de manera digital y presencial. ¿Y cómo? Creando, liberando y compartiendo modelos organizativos, tecnologías, prácticas, materiales legales, narrativas y recursos abiertos para configurar formas democráticas de participación colaborativa”.

Estén atentos en la campaña de lanzamiento que tendrá lugar en los próximos días.

Hackers por la Democracia

Coding Democracy se ha desarrollado en dos jornadas consecutivas -miércoles y jueves-, un hackathon para contribuir a la mayor herramienta Open Source de participación existente hoy en España: Consul (utilizada por decide.madrid.es y exportada  y adaptada ahora a otros municipios). Expertos desarrolladores del Ayuntamiento de Madrid han liderado este taller con una vocación divulgativa.

Y como cierre de #DemocracyLab, una de las dos patas de este evento de Ciudades Democráticas, esta tarde ha tenido lugar la sesión D-Cent: Tecnologías e instituciones para el siglo XXI, en la que ocho ponentes internacionales han abordado las distintas y nuevas formas de democracia en el mundo y han presentados herramientas experimentales de voto electrónico (Agora Voting, Free Coin, dyne.org…).

Andreas Karitzis, consultor de Desarrollo e investigador independiente, y el investigador Paolo Gerbaudo han analizado los movimientos ciudadanos contemporáneos y la cultura digital. Gerbaudo, director del Centro de Cultura Digital Kings College de Londres, ha abogado por una sugerente división entre “tecnopopulismo” (pebliscistarismo) y “ciudadanismo” (bottom up). Y entre el público se abrió el debate: “los gobiernos del cambio tienen una idea de abajo a arriba pero no confían en un modelo que trate de catalizar la inteligencia colectiva. Por eso hay que avanzar mucho más en organizaciones de inteligencia colectiva”.

Rotunda fue también Francesca Bria, coordinadora del proyecto D-CENT de la Unión Europea -el proyecto europeo más grande en la democracia directa y monedas digitales-: ”no puedes gobernar con compañías tecnológicas que hacen negocio con nuestros datos”. Ciudadanos descentralizados y tecnologías de compromiso. Por la democracia directa y la potenciación económica.

Mañana viernes, y el sábado 28, tenemos una cita en el Museo Reina Sofía de Madrid.

Tipo de post
Blog
Laboratorio
Etiquetas
#democracia