SEAFOOD FOR THOUGHT

SEAFOOD FOR THOUGHT es un biomaterial circular que reaprovecha el desperdicio alimentario generado por deshechos de mariscos (gambas, cangrejos, langostas...) para generar un filamento imprimible (previo hackeo de una impresora 3D)  y abre un abanico de impresión a materiales y objetos cuyos diseño estén inspirados en la naturaleza. 

Con el aumento de la población, el desperdicio alimentario tambien va en aumento , desechandose actualmente,alrededor de 1/3 de lo que se produce. Además, en particular, la industrias de mariscos (gambas, cangrejos, langostas...) es altamente generadora de desechos sólidos debido a que del 75%-85% del peso vivo de estos, son desechos (conchas, cabezas, patas) que contaminan el medio ambiente y se convierten en una carga económica porque su eliminación es problemática y costosa. Sin embargo, estos deshechos son muy ricos en quitina (alcanzando un 30-40% de su peso). La quitina es el segundo biopolimero más abundante de la naturaleza, despues de la celulosa y es biodegradable en tan solo meses o semanas. Las propiedades de reactividad y solubilidad de la quitina, son optimizadas al transformarse en quitosano por procesos fáciles y poco costosos. Y es a partir del quitosano, y gracias a procesos documentados, buscamos investigar como generar un filamento imprimible 3d (previo hackeo del extrusor de la impresora) para así imprimir un objeto en función de la inteligencia colectiva del grupo que se genere. (Tanto el objeto como el material impreso basarán su diseño en la naturaleza como modelo, mentor  y medida (biomimesis)). SEAFOOD FOR THOUGHT se incorpora en un ámbito de experimentación y de innovación de biomateriales, aunando el diseño inspirado en la naturaleza a la impresión 3D.

SEAFOOD FOR THOUGHT es una iniciativa propuesta por SmartinCircles que se entiende tambien como una estrategia de (h)ac(k)tivismo comunitario, que abre la puerta a otra manera alternativa de "producir nuestro futuro material".  Una nueva cultura material colectiva, abierta y participativa que, desde los Fablabs, contribuya a crear sociedades más circulares y regenerativas.