Biomímesis: utilizando la biología como inspiración para el diseño

Biomímesis: Biología + Diseño

Proponemos combinar arte, naturaleza y nuevas tecnologías para utilizarlas como potenciadora del diseño: una nueva manera de aproximarnos al proyecto, desde una mirada biodigital. Indagaremos bacterias, hongos e insectos, bajo un proceso de deconstrucción. Detectaremos sus fortalezas, sus debilidades, y sus transformaciones: una investigación evolutiva hacia la materialización de nuevos diseños contemporáneos.

10 colaboradores
10 comentarios

Equipo

Coordinadores:

Colaboradores:

Estado del proyecto
Activo
Laboratorio
Valoración conjunta

Timeline

4. Vivienda mínima.

Cabaña Tricicle: una célula habitacional mínima, construida a partir de una bicicleta eléctrica y un pequeño remolque.

Cabaña Tricicle
Cabaña Tricicle

 

Imagen eliminada.

4. Vivienda mínima.

Cabaña Tricicle: una célula habitacional mínima, construida a partir de una bicicleta eléctrica y un pequeño remolque.

Cabaña Tricicle
Cabaña Tricicle

 

Imagen eliminada.

3. Simetría vs Naturaleza

La naturaleza odia la simetría. En la biología, la simetría puede ser entendida como la ausencia de información.
La naturaleza actúa por equilibrio de masas. Parece igual, pero no lo es. 

naturaleza
naturaleza

 

Imagen eliminada.

2. Piel y soporte.

La composición rígida de la piel de los insectos, actúa como un exoesqueleto: una estructura resistente que le da soporte a la vez que lo protege de las condiciones del medio ambiente (Piel + Hueso).

Piel + esqueleto

 

Imagen eliminada.

1. Lo macro y lo micro

Lo macro: un insecto, teje su capullo, aislándose del medio exterior en una red intrincada de filamentos. Una minúscula célula habitacional, que le otorga seguridad, calor y cobijo. Una estructura geométrica compleja: un espacio mínimo necesario para sobrevivir.

Un insecto construyendo su refugio
Insecto tejiendo su capullo.​​​​

 

Lo micro: la estructura de Weaire-Phelan, una estructura tridimensional compleja, relacionada con la espuma de las pompas de jabón. Un panal cúbico bitruncado, formado por un octaedro truncado, un poliedro que llena el espacio con 14 lados (un tetracaidecaedro): seis lados cuadrados y ocho hexagonales.

 

Estructura de Weaire-Phelan
Estructura de Weaire-Phelan

 

Imagen eliminada.Imagen eliminada.

Desde tiempo inmemoriales y hasta los primeros años del siglo XX, los diseñadores recurrían constantemente al uso de “Tratados de Arquitectura”: un instrumento (teórico – práctico) de consulta e inspiración para el desarrollo de sus proyectos.
Con el avance del siglo XX, esta mirada seria reemplazada por la idea de manifiesto, un texto breve, que servia para exponer las ideas fundamentales de un diseñador o grupo de vanguardia.
A comienzos del siglo XXI, una nueva figura parece asomar en el diseño contemporáneo: “El pabellón manifiesto”, un espacio de exposición que busca sintetizar (a través de su forma, su materialidad o proceso constructivo) las ideas más importantes sobre un tema de diseño.
Desde esta mirada, nos abocamos a la idea de diseñar un pabellón manifiesto: un espacio que tome referencia las ideas de la biomímesis en el diseño contemporáneo.

Erizo de castañas

 

Imagen eliminada.

La palabra Biomímesis, está compuesta por dos vocablos de origen griego: “bios” que significa vida, y “mimesis”, que significa imitación. Conceptualmente, la idea de biomímesis ha estado subyacente en la mentalidad de los seres humanos desde tiempos inmemoriales.

Sin embargo, de un modo consciente, el término biomímesis tuvo su primera aparición en el diseño contemporáneo a finales de la década del sesenta, en un artículo escrito por el ingeniero norteamericano Otto Herbert Schmitt (1913-1998) titulado “Some Interesting and Useful Biomimetic Transforms” (1969), y que fue presentado en la Tercera Conferencia Internacional de Biofísica de 1969. En su artículo, Schmitt, desarrollaba el concepto de biomímesis, como un “… proceso de transmisión de ideas de la naturaleza a la tecnología” (Royall, 2011).

Para la naturalista estadounidense Janine Benyus (1958), la naturaleza ha investigado y desarrollado sus organismos por más de 3800 millones de años, sus fracasos “…han quedado fosilizados y lo que nos rodea es el secreto de la supervivencia” (2012). En consecuencia, Benyus considera que “…los modelos para el proceso biomimético deben ser tomados directamente del mundo natural, en lugar de ser diseñados artificialmente por métodos computacionales” (Royall, 2011).

Podes pasar los lunes, los jueves o los viernes a partir de las 17:30 hs. Reunión Grupal todos los viernes a partir de las 17:30 hs. 

Esta semana comenzamos a definir la forma final de la cápsula!!! 

Comenzamos un diario de avance del proyecto.

https://medialabbiomimesis.blogspot.com/