Co-Incidimos

Cartel de la convocatoria para la creación del Grupo de Trabajo.

Desde ParticipaLab, - laboratorio de Inteligencia Colectiva para la Participación Democrática de Medialab-Prado - se han activado diversas líneas de acción que ayudarán a la elaboración de un diagnóstico e identificación de nuevos retos sobre las dinámicas el grado de apropiación en el uso de herramientas y técnicas en procesos ciudadanos.

Desde octubre de 2017 hasta marzo de 2018 estuvo en marcha el Grupo de Trabajo abierto compuesto por...

0 colaboradores
1 comentarios

Equipo

Estado del proyecto
No activo
Laboratorio
Valoración conjunta

Timeline

Uno de los objetivos de la democracia participativa es, entre otros, ​salvar la brecha entre instituciones y ciudadanía, mejorando la democracia representativa dando un mayor protagonismo y poder de decisión a la ciudadanía en los asuntos que afectan a sus vidas. El éxito del paradigma de la democracia participativa dependerá, en última instancia, de la capacidad para resolver eficazmente los problemas sistémicos que enfrentamos, trasladarlos y de que, en definitiva, ayuden a una mejora​ tangible​ ​y sustancial​ la​​ vida​ de​​ las​ ​personas.

Este grupo de trabajo tiene por misión hacer una contribución a ese objetivo común de enraizar una democracia​ participativa y trabajar para pensar formas de hacerña eficaz ​ y​ sostenible mediante la formación,​ la ​investigación​ ​y la experimentación​​ con​​ metodologías,​ herramientas​ ​y habilidades de liderazgo basadas en el diálogo y la colaboración capaces de catalizar la innovación a
través​ ​de​ la​ liberación​ ​de​ la​ inteligencia​ ​y la​ sabiduría​ colectiva. Finalmente, busca​ reconectar al individuo con lo colectivo​, con la comunidad, con la​ res pública, estimulando su sentido de pertenencia mediante el sostenimiento de espacios de trascendencia del individualismo hacia la búsqueda​ del​ bien​ común.

Algunas de las premisas que ha tenido y tiene este grupo​ ​de​ ​trabajo​ son:

  • Hacia una cultura de la participación:​ la disciplina de las metodologías colaborativas ofrece herramientas clave para generar procesos de diálogo satisfactorios que, al ser acompañados de formación en habilidades y valores de la colaboración, contribuyen a la recuperación de la cultura de la participación, la interdependencia​ y el​ ​ asociacionismo​ ​ en​ pro​ ​del​ bien​​ común.
  • Soluciones sistémicas a problemas sistémicos: para transformar sistemas complejos es necesario identificar e incluir en el proceso de diálogo a todos los componentes​ ​ clave​ ​ del​ ​ sistema.
  • Innovación social a través del diálogo entre ciudadanía, instituciones y conocimiento experto​ : generando espacios en los que prevalezcan las mejores ideas​ y argumentos, ​independientemente​ de​ quien​ las​ emita.
  • Sostenibilidad e impacto social de los resultados: incluir en el proceso participativo los intereses y aportaciones de todos los ​ stakeholders​ o agentes relevantes para tomar colectivamente decisiones integradoras, satisfactorias y sostenibles.
  • De las propuestas a las ​ necesidades: 50 propuestas diferentes para solucionar un mismo problema pueden integrarse en una sola, mejor que cualquier de ellas por separado, cuando se llega a un diagnóstico compartido sobre la necesidad común​ ​ que​ ​ todas​​ ellas​​ buscan​ ​satisfacer.
  • De lo ​ individual a lo común​: en el proceso de deliberación las perspectivas, posiciones y opiniones de partida del individuo pueden cambiar y evolucionar hacia​ un​ entendimiento​​ común.
  • Sinergia entre tecnologías ​ digitales​ y tecnologías ​sociales de participación: los procesos de deliberación colectiva complementan los dispostivios digitales de participación, como las plataformas de votación, actualizando su enorme potencial​ ​ de​ ​ generación​ ​ de​ ​ valor​ ​ social.
  • Visibilidad y empoderamiento de las minorías: la participación exige cuidar los procesos, las personas y los objetivos. Para ello es imprescindible prestar especial​ atención​ a​ garantizar​ el​​ protagonismo​​ de​ las​ minorías.