LA RUINA VIVA

Descripción del proyecto y moodboard. Para orientar la investigación y trabajar con unas dimensiones, espesores y formatos concretos se esbozan una serie de posibles patrones de unión entre los dos elementos basados en referencias artísticas, arquitectónicas y naturales.


La ruina viva es un proyecto que plantea una investigación sobre la utilización de biomateriales para repensar la ruina de la arquitectura efímera.

En la actualidad la arquitectura efímera utiliza materiales propios del diseño y de la propia arquitectura, que en la mayoría de ocasiones son difíciles de reciclar, por lo que terminan siendo desechadas o reutilizadas fuera de contexto.  Por ello, creemos que es necesario reflexionar sobre la naturaleza temporal de este tipo de diseños, acercando su materialidad a su naturaleza efímera. 

El objetivo último de esta investigación sería la creación de una instalación efímera que regenere o aporte elementos para beneficiar el entorno natural en el que se ubica. 
Para conseguir este objetivo es necesaria una investigación acerca de los procesos de biodegradación de los materiales, buscando que su propio diseño y composición abastezcan la tierra y favorezcan la biodiversidad. 

La instalación se compondría de dos partes principales: la primera, rígida que sustente a la segunda, más blanda y flexible. La combinación de estas dos variedades viene del interés por investigar los diferentes comportamientos y cualidades de cada uno y su interacción entre ellos. Además, creemos que es necesaria para generar etapas de biodegradación y para dotar de un armazón estructural más resistente al conjunto. 

Por todo esto es importante conocer el medio natural y las posibles aportaciones del biomaterial en cada una de sus etapas de degradación. 
En este sentido se trata de replicar los procesos que ya se dan en la naturaleza para aportar nutrientes a la tierra, como puede ser la propia descomposición de las hojas caídas, que benefician al manto terrestre creando el humus.

En cuanto a esta degradación y sus etapas, se busca que el material que primero se vea afectado sea el blando, pudiendo contener entre sus ingredientes abonos naturales que nutran el 
suelo. Cuando el agua, el sol y el tiempo actúen sobre él, esta parte blanda se integrará en la tierra, enriqueciéndola.

Por otro lado, el mencionado material estructural, más duro y con una degradación más lenta permanecerá durante más tiempo. Este elemento contará con lo que en compostaje se conoce como material estructurante o mantillo, ejemplos de este serían el serrín, los restos compostables, las hojas trituradas o la paja, que ayudan a que la tierra mantenga la humedad y sus nutrientes, favoreciendo las condiciones de germinación. Esta germinación, se dará gracias a la presencia natural de semillas en el suelo y de semillas en el propio biomaterial.

Todo este proceso será el tema central de la investigación, de manera simultánea al mismo, creemos que es necesario generar un desarrollo teórico en torno a repensar el concepto de ruina y su 
relación con el medio natural, repercutiendo esto en nuevas formas de ver la arquitectura efímera. 

 

2 colaboradores
0 comentarios

Equipo

Coordinadores:

Colaboradores:

Estado del proyecto
Activo
Laboratorio
Valoración conjunta

Timeline